LIBROS PUBLICADOS POR Eduardo García Carmona

LIBROS PUBLICADOS POR Eduardo García Carmona
Pídelos por Internet

lunes, 27 de septiembre de 2021

"NOS HAN DEJADO SOLOS LOS GALLOS DE LEÓN" 2ª PARTE…

 


Venancio Álvarez

Venancio Álvarez López “Ciempiés”, apuntaba: “Aclaro mi intención con este nuevo artículo, por si alguien se ha sentido molesto”

 

Texto: Venancio Álvarez López. Fotos: Eduardo García Carmona y otros

 

Les ofrecemos la segunda parte del artículo titulado "NOS HAN DEJADO SOLOS LOS GALLOS DE LEÓN", donde apuntaba Ciempiés:

Pescando en el río Torío

"Hace unos días, me puse a escribir, sin saber  de qué, con qué motivo, que puedo decir después de hacerlo tantas veces.

Enseguida vinieron pensamientos de lo que había hablado y tratado durante estos últimos días……

Hace ya tiempo que mis conversaciones se vuelven a repetir en mi subconsciente, a veces soñando, en determinados momentos vuelve y repaso lo dicho o escrito.

Analizo lo que veo y me pregunto, quien ha entrado, a quien no le puede gustar, o a quien he podido hacer daño con mis palabras".

Puente viejo de Serrilla

En este caso, a parte de la descripción de mi “Viaje por el Torío”, de varias formas desde en bicicleta, coche o en el “Hullero”, me acuerdo de los pueblos que tanto me gustan, que conozco de muchos años y de las muchas veces que he los he visitado.

Ves  en esos pueblos una vez que te acercas a la montaña, la caliza brillar con el sol o cubierta de nieves, ya vemos el imponente Polvoreda de los nativos y en los mapas,


Correcillas como el Pueblo que se encuentra en sus falda igualmente que Villafeide o Vegacervera, aunque más adentro y a media altura tenemos otros escondidos para acercarnos a su cumbre: Tabanedo, Rodillazo…

Inevitablemente nuestro camino nos ha llevado a la “Tierra de los Gallos de Pluma de León”, donde se crían las dos razas bien diferenciadas “Pardos e


Indios”. Después de recordar en todos los años que les conozco y donde supe por mi afición recién comenzada y donde por primera vez me llegaban noticias de estas Razas a través del primero de los Libros del Dr. Jesús Pariente y por consiguiente del Manuscrito de Astorga que  de forma más o menos breve reproduce, en los tres que escribió, si ha sido una larga andadura la que he llevado con esta afición a pescar y a montar sus moscas con estos preciosos Gallos.


Escribí, bajo el sentimiento de ver los cambios que se están produciendo, me duele dentro de mí y trato de describir por un profano en la materia a que es debido y relato lo que creo y hago mención a esta ignorancia sobre el tema, no una sino varias veces.

Posiblemente este descaminado en algunas de mis afirmaciones:

Escribo de superproducción, de la demanda, y de los cruces excesivos. Ya digo que me ignorancia es total o casi pero nadie me corrige, ningún criador me indica cual son las verdaderas razones y si esas que expongo pueden ser ciertas o no.


Es lógico que hace 50 años no se pudiera crear tanta pluma, la demanda era mínima, pues comparando con estos tiempos, la pesca se ha masificado y los pescadores de Mosca también, por lo que la demanda de pluma también es mayor.

No me alegro que alguna variedad se haya visto mermada, hasta el punto de ser milagroso encontrar quien te ofrezca mazos de Indio Cristal.


Han disminuido los criadores, que son muchos menos y algunos en edades de pensar en la jubilación y el problema es, si seguirán sus herederos o no, MANTENIENDO EL PEQUEÑO “NEGOCIO FAMILIAR”.

Sus hijos muchos han estudiado y tienen buenas colocaciones, otros han seguido la


Ley de la vida y nos han dejado. Cuántas veces por sus casas pasé a sus cocinas a ver los preciados mazos, a charlar con ellos. Buenas personas ellos y ellas sus señoras, una larga historia que está llena de recuerdos, no dejábamos a nadie. Hasta el cura y sus señores padres al principio del Pueblo de La Cándana.


En fin, sentía que debiera escribir para pedir perdón si en algo no he estado acertado, si sin querer alguien se ha ofendido con mis palabras que nunca llevaron esa intención. Quizás algo serias como cuando se pierde algo que deseas, que quieres y no quiero volver a vivir el comienzo de otra pérdida, como la que describía D. Ordoño Llamas Gil en su Libro: “En busca de los Ríos perdidos”


Me he leído, los estudios que se han hecho sobre los Gallos Pardo e Indio, me he leído como el INIA y la colaboración de la JCYL, congelaron el esperma de los gallos.

“Los investigadores del centro, cuarto más importante del mundo con material biológico de distintas razas de aves, se desplazaron a León para muestrear 145 gallos de los que 92 dieron una muestra seminal adecuada que ha permitido congelar 101 dosis de esperma. La mitad se utilizará con fines científicos y la otra se mantendrá en el banco de germoplasma del INIA. «El fin es la preservación de una raza singular ante la amenaza de la gripe aviar u otros riesgos como el cambio climático y la aparición de otras enfermedades».


¿Suponen estos bancos de semen, que se puede volver a recuperar lo perdido?

No deseo ser alarmista así y todo, no es tan fácil que una variedad desaparezca o se extinga, si consultamos cuando ocurre esto vemos multitud de ejemplos donde después de haber declarado que se había perdido o desaparecido una raza, volvían a aparecer varios ejemplares.


Bien que lo deseo, por el bien de pescadores, por el bien de una Provincia y de una Comarca, por el bien de esos gallos de Pluma que tienen su MUSEO en la VECILLA (León).


Perdonar amigos criadores, lo que escribo es por vuestro bien, para que se den por aludidos los Organismos competentes y para que nuestros Recuerdos de aquellos vuestros antepasados, no olvidemos el trabajo que mantuvo esas razas que habéis recibido:


Un saludo cordial amigos y el deseo que sus Kikiriquis alegren vuestros gallineros.

También que perdonen los pescadores que de una forma satírica menciono en esos versos finales, donde hablo de otros gallos y aves para hacer moscas, mencionados en el Manuscrito de Astorga y estas letras finales que no os harían mucha gracia…

 

Zarapicos reales, zorzales y estorninos…

sin hacer ascos, a un verdigayo,

o a un Bermejo de muladar sangriento,

Sisón u otro bicho…..saltipajo o pato…

 


Y sino, “una bola de tungsteno”

Mal no quedaría….

que las truchas de hoy en día….

Comen cualquier porquería.   

V.A.L.

viernes, 24 de septiembre de 2021

La literatura de pesca más amplia que la del resto de deportes…



En España se publican más libros de pesca que del resto de deportes. Quién lo diría

Hoy les presentamos el libro BARBOS A MOSCA EN SUPERFICIE Y OTRAS CUESTIONES SOBRE PESCA, del salmantino Javier de Cabo Sánchez

 

Texto y fotos: Eduardo García Carmona y otros

 


No me lo podía creer pero es cierto y así lo apunta A.J. McClane uno de los autores más prolijo en éste tipo de literatura.

Eso ocurría hace unos pocos años porque lo que es ahora, pocos escriben para ver sus obras plasmadas en papel. Otra cosa es Internet.

Publicar un libro de pesca cada día es más cuestión de suerte que de querer y poder escribirlo.

Este tipo de “literatura”, así como las revistas especializadas, sólo va dirigida a un tipo de público que, aunque muy amplio, no suele comprar “papel” debido a que toda esa información la tiene al alcance de su “mano” con un simple clic. Otra cosa


es que quien publique un libro lo regale porque pocos (familia y amigos más próximos) serán los que compren la obra. Pocos se gastan dinero en comprar cualquier tipo de literatura y menos de pesca porque todo lo encontrará gratis en las redes.

Así las cosas, es de aplaudir a mi estimado, JAVIER DE CABO SÁNCHEZ, por su libro BARBOS A MOSCA EN SUPERFICIE Y OTRAS CUESTIONES SOBRE PESCA, publicado bajo los auspicios de la DIPUTACIÓN DE SALAMANCA, una institución que apuesta por lo suyo.


JAVIER es un salmantino fundador del Club Deportivo de Pesca “Mosqueros del Tormes” junto a sus amigos de afición como PACO y TASIO REDONDO, CESARIO HERNÁNDEZ CABO (César) y ELEUTERIO MADRID GÓMEZ. Ellos, por medio de la pesca a mosca, han creado una “familia” a la que pertenezco y me siento orgulloso de pertenecer.



UN LIBRO SOBRE BARBOS A MOSCA

Quien más, quien menos, piensa que escribir de pesca es hacerlo con referencia a los salmónidos: trucha, reo y salmón pero, están muy equivocados.

La literatura de pesca discurre principalmente con los salmónidos como protagonista aunque, alrededor de la pesca existen muchos temas más, así como técnicas, montaje de cañas, moscas, carretes, líneas…

Mucho menos se ha escrito de otros artes de pesca como es el caso que nos atañe.


Pescar barbos, quizás lo hayamos practicado una gran mayoría de pescadores pero no con mosca en superficie. Ahí está Javier con sus conocimientos ofreciéndolo al público en general y particularmente a los aficionados a la pesca. No es un “libro de cabecera” imprescindible que, seguro lo será para muchísimos amantes de éste pez, aunque sí es un libro importante para conocer las técnicas sobre su pesca a

mosca porque, Javier  de Cabo, lleva muchos años practicándola junto con su grupo de amigos y, con sus apuntes de “campo”, ha confeccionado una obra de buena lectura y mejor comprensión para poder practicar este arte de pesca en los muchos escenarios existentes en España y el resto del mundo: ríos, lagos y pantanos o presas.


Javier, con una escritura ágil, nos lleva a realizar unos “recorridos” repletos de conocimientos, sensaciones y disfrute de una pesca “diferente”, pero igual que las del resto de especies donde el lance ha de ser preciso y donde el “cebo”, la artificial a utilizar, es otro arte.

Además, De Cabo nos lleva más allá porque nos mete de lleno en otras cuestiones de pesca.


El libro lo podrán adquirir, al precio de 12 euros, en Librería VÍCTOR JARA, de Salamanca, en la calle Juan del Rey, 6. Teléfono 923 26 12 28

En Internet:

www.libreriavictorjara.com


lunes, 20 de septiembre de 2021

"NOS HAN DEJADO SOLOS LOS GALLOS DE LEÓN" por Venancio Álvarez López (1ª parte)…






En Pescarmona
reproducimos la primera parte de dos escritos de Venancio Álvarez López “Ciempiés” de los días 14 y 15 Febrero 2019 y publicados en  su propio facebook

Interesantes artículos sobre LOS GALLOS DE LEÓN y su visión sobre los problemas de estas razas

 

Texto: Venancio Álvarez López. Fotos: Eduardo García Carmona 

 


1ª PARTE –

Cada vez que veo esos mazos de pluma y pienso lo difícil que es el tener esos indios, aunque quieras, me vienen a la imaginación pensamientos nada optimistas.

Igualmente que cuando te dicen que tal especie está a punto de desaparecer y solo quedan equis ejemplares. Es entonces cuando la maquinaria se pone en marcha y se reservan parejas aisladas, tratadas, extraído el genoma, el ADN etc.

Pero no puedo hablar porque no sé, lo que se ha hecho con los gallos, si se ha guardado su DNI genético y, aunque desaparezca, pueden volver a aquellos cercados al aire libre, limpio y bien tratado donde toda su vida estuvo o ya será el final para siempre.


No son cuestiones de dinero, de ofrecer más, de dar un valor a algo casi imposible de obtener.

Me consta el trabajo y el dinero empleado por los criadores, sin ayudas, criando y produciendo como Dios y su oficio les enseñaron, sus antepasados.

Y claro, la superproducción, la demanda, quizás los cruces excesivos  comenzaron dado la voz de alarma.


Sin ser un excesivo consumidor de estas plumas, si las llevo siguiendo muchos años, y los cambios son apreciables en su calidad, brillo etc. Puedo hablar de más de cincuenta y cinco años atrás, cuando en moto y hasta en tren, cualquier medio era bueno para verles, acudíamos a verles en la zona. Habíamos dejado atrás en nuestro recorrido otros pueblos: S. Feliz de Torio, Palazuelo, Garrafe, Matueca, Pedrún, Pardavé, Robles y Matallana del Torío, a seis kms. más o menos, de Vegacervera.


Pero nuestro viaje cambiaba el rumbo para irnos por la Valcueva: Robles de la Valcueva, Palazuelo de la Valcueva y ya adivinamos aquellas hermosas casas, ya veíamos los paisajes calizos y también el verdor de los robledales, de los prados por Aviados, Campohermoso, la Vecilla, La Mata la Bérbula, La Cándana, Sopeña…

Sonaba la algarabía, cantaba uno y cantaban todos, se escuchaba aquel jolgorio, que alegraba el campo y los pueblos de casas de piedra y barro los versos de D. Antonio Gamoneda, premio Cervantes, escritos en piedra, rescatan del olvido, obligando a recordar…

Por todo eso siento, muy dentro estos versos, y voy descubriendo el porqué de siempre me atraían esos lugares como un poderoso imán.


Y seguramente  por todo esto, todos los años, suelo repetir aquí: “mi viaje por el Torío”, acompañado de los versos del poeta:
 

"Rectos y oscuros, los chopos

Llenan de serenidad las riberas

Y, cerca de ellos, bajo el pueblo, el río

Desciende azul y lleno de soledad.

 


Cruzan los pueblos de sonido humilde

—Pardavé, Pedrún, Matueca—;

Las casas montan las paredes tristes

Sobre el espacio de las huertas;

Vemos las calles en silencio, vemos

La iglesia muda y las cerradas puertas.

Esto es un pueblo; se construye a base de paciencia y tierra."



Soy un profano en la materia y a veces entre amigos lo hablamos, nos hemos quedado con lo que ha resistido a través de tanta mezcla, de tantos cruces, nos hemos quedado como los de Tudela, permitirme que reforme esos versos, para indicar la tristeza que siento, al ver y notar que todo se termina, que todo cambia y me da pena, mucha pena.

La llaman la canción más triste adaptada para una raza que da sus últimos estertores.

 


LA CANCIÓN MÁS TRISTE.
..... (¿Será una premonición?......)

 

"Ya no cantan los que antes cantaban

al alba con gran alboroto…….

Los Criadores se marcharon,…. con las estrellas….

Los piadores para Castejón o Nueva York.

Nos han “dejao” solos, los gallos de la abuela….


Por eso cantan de otra manera,

Nos han dejado solos, los gallos de León…..

 

Ya no hay gallos en la era,

Ni se ven en los cercados.

 

Si quieres hacer moscas


Vuelve a lo de antes y caza,

Zarapicos reales, torzales y estorninos…..

Sin hacer ascos, a un verdigayo.

O a un Bermejo de muladar sangriento,

Sisón, u otro bicho…..saltipajo, o pato….

 




Y sino una bola de tungsteno

Mal no quedaría…..

Que las truchas de hoy día….

Comen cualquier porquería


Nota:

La semana que viene les ofreceros la segunda parte del artículo.

martes, 14 de septiembre de 2021

PIRAGUAS Y CANOAS…siempre igual…!!!

 

Reo devuelto al agua


GUY ROQUES apunta en Mosquero Andante: “el piragüismo es otra forma de polución, más agresiva de lo que parece”

Es increíble que la Administración del Principado de Asturias no ponga remedio a tal desaguisado en tiempo de pesca


Mientras los pescadores pagan su licencia y permisos de cotos para pescar en el río, los aficionados a las piraguas, canoas, balsas y demás artilugios flotantes “campan a sus anchas”

¿No se puede regular el paso de piraguas en época de pesca?

 

Texto y fotos: Eduardo García Carmona

 


HE ESCRITO EN VARIADAS OCASIONES DE ÉSTE TEMA
así como de los cormoranes y me atrevo a apuntar que para el pescador son “dos asignaturas pendientes” ¿y para la Administración?

Como pescador reivindico, al Consejero de Medio Ambiente y al responsable de la pesca en el Principado de Asturias, que tomen cartas en el asunto y corrijan el “desaguisado” existente en temporada de pesca en los ríos, con el paso indiscriminado de piraguas, canoas, balsas, flotadores y cualquier cosa que flote y lleve tanto color vistoso. Ahora es el momento porque se va a legislar de cara al año 2022.


No es de razón que mientras el uso de las aguas para pescar está regulado, Y CON MÁS PROHIBICIONES que nada, resulta que la práctica de paseos en todo tipo de embarcaciones “campen a sus anchas” perjudicando  a los pescadores que han pagado por practicar su afición.


¿Qué hacen los colectivos de pescadores para subsanar este problema existente?

Que yo sepa poco o nada,  como NADA o casi nada las sociedades de pesca, colaboradoras o no con el Principado.

Con la finalización de la temporada del salmón, desaparecen los cotos salmoneros, pero continúan para la pesca del reo y trucha y “se agranda el río” para muchos,  con más inconvenientes


para poder pescar tranquilos a causa del “desfile de embarcaciones”. Esto corre, también, en plena temporada salmonera aunque muchos menos en los meses invernales.

¿Por qué el pescador PAGA un permiso y se ve perjudicado con el consentimiento administrativo?


LA REOMANÍA DE GUY ROQUES Y LAS PIRAGUAS

Reconozco ser un seguidor y amante de los textos del francés-español, Guy Roques, a quien considero un buen amigo pero, sobre los textos que ha escrito del reo, el que aparece en su libro MOSQUERO ANDANTE. Cuadernos y vivencias de una pasión: La Pesca A Mosca. Editado por Tutor, en 2001, para mi es el mejor.


Y si Guy Roques tiene “una enfermedad” como apunta su esposa, llamada “reomanía”, creo que todos los pescadores se han contagiado.

Pues bien, cuando llega la mejor época para intentar capturar “al príncipe” del río, resulta que las piraguas, canoas, balsas y demás no nos dejan pescar tranquilos.

Uno sale al río con la ilusión, ganas, confianza y ansias de pescar y cuando mejor se le pone van los de las piraguas y te tocan los “coj…”. Son miles de aficionados que, a diario, salen al río a pescar y no les dejan hacerlo tranquilamente.

¿Por qué no regula la Administración la salida de embarcaciones al río y sólo regula a los pescadores y además le cobra UNA TASA por el coto?


Nadie lo entiende pero, pocos se quejan o lo hacen a destiempo. Habrá que exigir, con denuncias en toda regla lo que personalmente creo es una “tomadura de pelo” administrativa.

¿Cómo es posible cobrar un permiso por pescar en una zona de río determinada si llegan las “serpientes multicolores” y te JODEN LA FAENA?


¡Ah…y que no se te ocurra decirles nada…! Te podrás encontrar con improperios de todo tipo y hasta te tirarán piedras.

¿Por qué no nos unimos los pescadores y solucionamos este agravio?

Nadie lo entiende pero, es que los aficionados a la pesca nos quejamos siempre en el bar, y pocas veces actuamos donde hay que actuar. Somos muchos “paisanos pescadores” en Asturias y en España, como para que las Administraciones nos hagan caso y, especialmente, los políticos nos tengan en cuenta. Si los pescadores nos propusiéramos en plan, seriamos el MAYOR PARTIDO POLÍTICO DE ESPAÑA. Entonces, ¿por qué no actuamos?


Volviendo al libro de Guy Roques
, en las páginas 52-53 se hace referencia a las poluciones agrícolas y termina con el piragüismo, que según apunta el francés, es otra forma de polución, más agresiva de lo que parece y QUE SE HA PROPAGADO COMO UN REGUERO DE PÓLVORA, promocionada, como siempre, por intereses creados.

Pueden ir, también, a la página 54 porque sus apuntes sobre este mal del río no tienen desperdicio y continúan, hoy en día, después de doce años, más vigentes que antes, por desgracia.


Es mucho más serio lo de las piraguas, canoas, y demás embarcaciones por los ríos, que otro tipo de polución. El propio autor francés lo apunta: “Contaminación por los trastornos que las embarcaciones causan en todas las aguas rompiendo su ritmo natural o su quietud”.

Contaminación por el ruido, los gritos, las voces que suelen acompañar a los descensos”.

“Contaminación por el olor, esos colores chillones que son una verdadera agresión de la naturaleza, de los planos acuáticos”.

“Contaminación por los residuos que los piragüistas dejan donde se paran a bañar o merendar”…

UNA PENA Y UNA TOMADURA DE PELO AL PESCADOR DE CAÑA.

Coto de Vegamián, río Porma (León)…

Esta es "la gorda" aunque aquel día no la pude fotografiar... Querer y no poder a causa de “la dana y la madre que la p….” Por e...